629958174 info@simecat.org

Bienvenida del presidente

Ojalá no hubiera hecho falta fundar este sindicato. Eso querría decir que nuestra sociedad no estaría rota por la mitad. Pero la realidad es la que es, y como tal debemos afrontarla.

El posicionamiento radical de Metges de Catalunya (MC) por la independencia y su connivencia con la Consellería de Salud hizo moralmente imposible que cientos de afiliados, muchos con largos años de militancia, permaneciéramos impasibles. La gota que colmó el vaso fue el abandono por parte de MC de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), lo que en la práctica, suponía la separación total del resto de médicos y médicas de España.

Esta decisión de capital importancia no se consultó con nadie. Se camufló en un informe de presidencia, hurtando a los afiliados la posibilidad de discusión.

Y de golpe muchos nos encontramos sin sindicato, estando convencidos de la necesidad de estar sindicados para poder defender nuestros derechos laborales.

Por suerte la iniciativa de algunos compañeros y compañeras cristalizó en este proyecto: el Sindicato Médico Catalán (SIMECAT), presentado en sociedad el 12 de junio en el Clínic. Allí tuvimos el apoyo de representantes de sindicatos de la mayoría de comunidades autónomas integradas en la CESM. De hecho, al acabar el acto, celebraron una Junta extraordinaria con el único punto en el orden del día de aceptarnos como miembros de pleno derecho.

Nuestro objetivo es formar un sindicato para todos y no para unos pocos, que se ocupe de defender nuestros intereses profesionales y no los criterios políticos de sus dirigentes, sin discriminar por motivos ideológicos. Queremos ocupar el espacio que nos corresponde en la sanidad catalana, el de profesionales preocupados por sus pacientes y conscientes de nuestra responsabilidad como colectivo.

Este es un proyecto ilusionante, difícil pero retador, en el que todos tendrán cabida. Médicos, biólogos, farmacólogos, psicólogos… Desde ahora mismo, os invito a afiliaros y a participar activamente. Si algo hemos aprendido estos meses, es que nadie nos regalará nada. Lo que consigamos será con nuestro esfuerzo.

Dr. Nacho García Forcada